ISA, la empresa de energía eléctrica, donó 100.000 reactivos para pruebas de COVID-19